Plutón estará en el signo de  Capricornio, desde Enero de 2008 hasta Enero de 2024. A lo que este transito como crisis y momento de cambio, nos enfrenta de una manera u otra a todos los signos, estará relacionado con: Las metas profesionales o económicas, que se tornan obsesivas y toda la vida se centra en querer sacar el mayor provecho de todo, lo rentable y lo útil. Los fines para llegar a ellas son lo de menos, el pensamiento de, el fin justifica los medios puede ser algo que aparezca más presente como justificación a tener,  la actitud de  dar palos a diestra y siniestra, o a arrastrarse en una adulación interesada a los que están por encima (Jefes, figuras de autoridad o de poder), lo que te puede llevar a desatender a la familia. Este tránsito de Plutón, seguramente marque en el inicio de una crisis, que puede pasar por lo profesional, económico y personal, sobre todo se cuestiona el rol de autoridad que puedes haber construido hasta este momento, esto claramente nos estresa, angustia e incluso puede “paralizarnos” momentáneamente, porque nos encontramos ante una situación “nueva”, ante la cual, los recursos que siempre utilizamos no funcionan.  

Ahora bien Plutón en Capricornio estará retrogrado desde  el 24 de abril hasta el 3 de octubre 2019. Cuando Plutón entra en su fase retrograda precisa reorientar la energía para ganar un nuevo enfoque, indubitablemente más acorde a tus nuevas necesidades. Para ser más especifico, que representa este momento como proceso se relaciona con la Transmutación de Valores. Para poder comprender que significa este concepto, voy a tomar como ejemplo, lo que desarrolla Friedrich Nietzsche a lo largo de su obra y en especial en su libro Así habló Zaratustra, en el capítulo De las tres transformaciones, un recorrido mediante el cual logramos la transmutación de todos los valores. Aquí les cuento  qué es lo que caracteriza a cada momento de dichas transformaciones del espíritu del hombre/mujer para que lo relacionen con las experiencias o sentimiento que este tránsito de Plutón retrogrado nos confronta a conectar como aprendizaje: El camello, El león y El niño. En este recorrido, Nietzsche nos muestra el camino que deben pasar los hombres de forma simbólica para poder llegar a cambiar su antigua moral por nuevos valores propios. Debemos por lo tanto entender estas tres figuras como los momentos que atraviesa el espíritu del hombre/mujer en dicho camino.

La primera figura es la del camello, donde la persona se encuentra imbuida en la moral tradicional, aquella que podríamos con los mandatos familiares o sociales, “el deber ser”. El camello es servicial, se encuentra especialmente ocupado de llevar a cabo los preceptos morales que se le han impuesto. La diligencia, hace arrodillarse al camello ante las cargas morales que se le han impuesto para llevarlas a cabo. Pero eso no es todo, sino que la fortaleza de la que el camello dispone para llevar a cabo los mandatos de la moral heredada son parte de su regocijo estoico. La subordinación propia es tomada como un valor, así como la hacer cargo de los otros, por lo que Nietzsche caracteriza al camello como aquél que se arrodilla para recibir las cargas. El camello es el espíritu de carga, de sumisión a los valores de la moralidad familiar y social.

La segunda figura es El león es la representación simbólica del espíritu capaz de luchar por la libertad. Pero así como el camello es la figura del espíritu de carga, existe la posibilidad de que el camello se encuentre con su carga huyendo hacia el desierto. Esto implica que ha huido de aquel lugar donde era cargado con los valores de los otros, por lo que existe la posibilidad de que se lleve a cabo la transformación del camello en el león, en la soledad de aquel desierto al que ha escapado. En esta segunda figura que vemos un espíritu que se encuentra decidido a enfrentarse al deber ser que implica la moral tradicional. Este enfrentamiento lo figura Nietzsche entre el león y el dragón. Por un lado, la persona ya siendo león ansía la conquista de la libertad allá en su desierto poniendo de manifiesto claramente su deseo: el “yo quiero”. Por el otro lado vemos al dragón que es la figura del “tú debes“, es decir, los anteriores valores del camello, ahora puestos ante el león para interponerse entre su decisión y la libertad. El dragón es todos los valores milenarios de la moral tradicional que el león se atreve ahora a desafiar. El león es el espíritu desafiante que intenta conseguir liberarse de la moral tradicional, destruyendo al anterior camello servicial y venciendo al dragón del “tú debes”. Si bien el león no es capaz de crear nuevos valores es totalmente necesario este momento de muerte y transformación para poder ganar la libertad tan necesaria para poder llevar a cabo la creación de valores nuevos.

Pero tras haber conquistado la libertad, se puede dar la transformación del león en el niño. Aquí es donde aparece La tercera figura: La figura del niño es aquella que representa el tercer momento de la transformación del espíritu del hombre para Nietzsche y es aquella que se encuentra en la posibilidad de llevar a cabo el momento positivo de creación de valores nuevos. Nos encontramos que el niño juega, y para este juego es preciso poder decir sí, es decir crear efectivamente otros valores y poder (tras haberse retirado del mundo) conquistar su mundo mediante su voluntad. Nada queda entonces del camello ni del león en la figura del niño, ésta se encuentra abocado de la creación de los nuevos valores, es el espíritu creativo, con el cual se culmina en la transmutación de todos los valores. Este tránsito de Plutón retrogrado por el signo de Capricornio  marca un momento de cambios profundos y definitivos sobre tu conciencia.  Les propongo desde el COACHING ASTROLOGICO, utilizar este tránsito para conectar con la energía  de transmutación que nos propone este tránsito. A modo de disparador les dejo algunas preguntas que los ayude en este proceso de cambio profundo.  A que sientes que estas actuando como el camello? Que tendrías que dejar atrás/soltar/”dejar morir” para tener el coraje de convertirte en el León? Como imaginas que sería tu vida, si fueras el niño que vuelve a tener todo por delante para crear la vida que realmente deseas tener?. Los signos más afectados por este transito con, Aries, Cáncer, Libra, Capricornio, Virgo, Tauro, Escorpio y Piscis. También si tienes la Luna o el Ascendente en alguno de estos signos. Si quieres saber como desarrollar tu potencial o resolver estos puntos que pueden estar en conflicto desde tu Carta Natal, haciendo un enfoque terapéutico desde la Astrología, puedes tener mas información haciendo clic AQUÍ. Si quieres saber sobre otros tránsitos que pueden estar afectando a tu signo lo puedes buscar haciendo clic AQUÍTambién quiero contarte que este mes estoy voy a dar un seminario para terapeutas y astrólogos sobre Inteligencia Emocional, relacionado con la luna en la Carta Natal. Si quieres tener mas información lo puedes encontrar haciendo clic AQUÍ.

Para poder seguir compartiendo el contenido que genero en la pagina, te pido que por medio de Pay Pal , te subscribas. Dicha subscripcion es solo por 3 meses. En caso que quieras una vez pasado dicho periodo de tiempo lo puedes volver a renovar. Muchas Gracias!

Comentarios