La vida es un gran proceso de crecimiento y aprendizaje, dicho  proceso no enfrentara a todo tipo de experiencias, unas agradables, otras no tanto. En nuestro tránsito nos topamos con dificultades en forma de miedos, fracasos, inseguridades, decepciones, etc.  Sin embargo, todos tenemos y sentimos la necesidad de evolucionar como personas y solucionar esos problemas o conflictos que vivimos, tanto fuera como dentro de nosotros. En algún momento de nuestra vida, necesitamos tener una mayor contención  y acompañamiento a través de un proceso terapéutico, llámese psicoanálisis, coaching, ect. El Coaching Astrológico (Seguimiento de la Carta Natal), es un enfoque caracterizado por la practicidad, focalización y efectividad. Su finalidad es conectarte con tu tus potencialidades para que puedas alcanzar tus objetivos y metas y desarrollar al máximo tus recursos personales, de modo que puedas convertirte en quien eres y transformar tu vida en lo que quieres que sea. A diferencia de una terapia tradicional, se considera al pasado como algo que ya fue y en el que hiciste las cosas lo mejor que pudiste y supiste y nos basamos en que a partir de aquí y ahora, podes actuar de modos más conscientes. El Coaching Astrológico no tan sólo es un marco teórico. Es también un modelo terapéutico que reconoce la figura del curador interior, el poder sanador de la propia persona que emerge en las sesiones en las que el paciente se zambulle en su inconsciente. Personalmente llevo más de 8 años dedicándome profesionalmente a la Astrología  y Coaching Astrológico con un enfoque netamente terapéutico, y puedo afirmar que la Astrología es una de las mejores herramientas de Trabajo Interior y Desarrollo Personal que tenemos a nuestro alcance, primero para uno mismo, y posteriormente orientando a los demás. A continuación describo algunos casos de Coaching Astrológico con alta obtención de objetivos:

Si quieres recibir notificaciones sobre nuevas notas haciendo clic en la imagen para ingresar en la Fan Page y darle Me Gusta.

Me Gusta

Capricornio BotonHelena M 28 años: Es de Capricornio, con la Luna en Acuario y el Ascendente en Aries: Yo lo conocí a Pablo a fines de 2011 por una charla gratuita que dió sobre astrología, a la que fui arrastrada por mi ex novio que le gustaba bastante el tema. Digo arrastrada porque si bien NO soy anti-astrología tampoco era (en ese entonces) muy “creyente”, acababa de terminar la carrera de Psicología, y la astrología era algo que no compatibilizaba con mis estudios, pero más adelante y gracias a Pablo comprendí que estaba equivocada. Lo gracioso es que tiempo después, y por voluntad propia fui a ver a Pablo para que me haga mi Carta Natal. Yo estaba en un mal momento y un poco desesperada. Estaba en una relación de pareja (la única que había tenido en mi vida) de 6 años que había sido construida artificialmente y que me limitaba bastante como persona deseante. Claro que en ese entonces no lo veía así y mi “motivo de consulta” era algo con respecto a mi profesión e independizarme de mis padres. En la segunda sesión de la devolución de mi carta, tome consciencia de toda la información certera que me devolvió Pablo sobre mí, teniendo en cuenta que no tenia ningún conocimiento previo sobre mi persona y que solo nos vimos hasta ese momento una sola vez, y que yo mucho hable sobre mí. Eso hizo que decidiera a pedirle hacer Coaching para trabajar tantos temas que me dejo entrever por medio de la Carta Natal. Y aquí hay esta una de las ventajas que destaco del Coaching Astrológico como terapia, ya que yo como psicóloga y como persona con conflictos acudí a distintos psicólogos, tres para ser más específica y las tres de distintas ramas (psicoanalista, cognitivista y bioenergética) y para que vislumbren una cuarta parte de lo que Pablo en una mirada desde mi Carta Natal me pudo devolver, estas psicólogas necesitaron un promedio de 8-10 sesiones. O sea, para lograr hacerme entender (y siempre sintiendo que me faltaban las palabras) noté que por medio de la astrología se podía llegar a obtener los mismos datos. Y a ver, esto es sólo el comienzo, y sé empíricamente que las primeras sesiones con un paciente, construir la famosa alianza terapéutica no es cosa sencilla y por eso muchas terapias fracasan. Con Pablo sentí que de una se me caía la máscara y en las siguientes sesiones ya pudimos empezar a trabajar para que haga conciente ciertas situaciones que intuitivamente sabía que estaban mal, que me hacían mal pero que me era imposible racionalizar o poner en palabras. Imaginate mi frustración cuando en alguna terapia convencional me preguntaban algo que yo no podía contestar porque no sabía cómo decirlo. Lo fantástico de la astrología es que muchas veces Pablo me ponía temas sobre la mesa que yo JAMÁS los hubiese sacado por mi cuenta y que eran el meollo de la cuestión. Mi evolución con él fue súper buena, el proceso por momentos fue doloroso pero valió la pena. Muchas veces salí llorando de la consulta, muchas cagandome de risa de lo tonta que había sido, muchas veces aliviada de haber resuelto un enigma, otras tantas anonadada de todo lo trabajado. Realmente puedo decir que gracias a donde estoy ahora (viviendo en Barcelona, a punto de terminar un máster en psicología forense, que fue unas de las cosas que me enfoco como una parte de mi potencial y que hasta ese momento no se había desarrollado y hoy es una realidad; también hoy tengo una relación mucho más sana y constructiva con mis padres y con un novio que me refuerza como persona y me ayuda a seguir creciendo) se lo debo en parte al Coaching de Pablo. Soy una persona distinta a la que llegó , una vez “arrastrada” a su charla, ahora soy feliz. A ver…. sigo siendo humana y tengo problemas y conflictos pero ahora soy capaz de verlos, reflexionar sobre eso y utilizar las herramientas que Pablo me enseñó para afrontarlos y no huir como solía hacer. Yo creo que la combinación de la Psicología y la Astrología puede ser algo muy bueno, son dos perspectivas que ayudan mucho al entendimiento de un ser humano. El problema de ambos conocimientos es que hay mucha gente poco seria queriendo hacer mucho dinero que no tiene ni idea de lo que dice y hace, y por eso hay tanta incredulidad rodeando estos campos. Desde mi punto de vista como psicóloga pude comprender lo valioso que es contar con conocimientos de astrología para hacer frente a una terapia. Si quieres saber de que se trata el Coaching Astrlogico como paciente lo  puedes ver haciendo Clic AQUÍ.  Si eres astrologo/a, y te interesa hacer un seminario intensivo sobre el método y tenes mas herramientas para poder desarrollarte dentro de profesión, puedes tener mas información haciendo clic AQUÍ

 

Escorpio BotonClaudia D, 29 años. Es de Escorpio, con la Luna en Libra, y el  Ascendente en Aries: Claudia, vino a la consulta después de un largo periodo en el que no encontraba proyección profesional en el trabajo ( recepcionista en una fundación  internacional) que tenía en ese momento. Claudia,  es Lic. en Relaciones Internacionales. Debido a ciertos aspectos de su Carta Natal sumado a su Luna en Libra. En el caso de la Luna en Libra, la necesidad emocional de complacer a los demás, como mecanismo inconsciente de sentirse aceptado y querido, claramente limita el desplegar el propio deseo; el anhelo inconsciente de seguridad dice expresamente: no desearás aquello que no responde a las formas adecuadas y que no complace a los otros. Este aspecto en particular es lo que genera una autoimagen personal poco definida ya que la mirada del otro ( familia, pareja, amigos) la modifica, por lo tanto, el verse a sí misma, en donde le gustaría verse personal o profesionalmente fue uno de los puntos a trabajar. Después de algunas sesión, pudimos definir la necesidad de hacer un cambio de trabajo, que estuviera más acorde con su perfil profesional priorizando de los estudios académicos que ya tenía. El primer punto a enfrentar fue el poder realizar entrevistas de trabajo. Situación que por los mecanismos de su Luna en Libra, la mirada de un otro y el no ser aceptada era algo que le resultaba altamente angustiante. Tomando parte la energía que tenía que integrar de su Ascendente en Aries, el tomar una actitud más activa y decida fue también donde hacer un pie para que desde ella misma pudiera reafirmarse y salir a enfrentar esta situación que la bloqueaba y que la mantenía anclada ya hacia algunos años en un puesto menor al que estaba calificada y no encontraba la manera de salir a enfrentar. La primer entrevista que realizo para un puesto académico en una universidad ( puesto que le interesaba mucho obtener) le resulto muy movilizante. Si bien para ese puesto no fue seleccionada, seguimos trabajando en el perder el miedo a enfrentar esta situación. El hecho de poder enfrentar esta situación desde un espacio de contención y tomando mas conciencia de cuales era los motivos por los que la vulneraban pudo volver a enfrentarlo y al cabo de un par de entrevistas mas ya se sentía mas confiada y segura al momento de tener que enfrentarlas. El poder sentir un mayor poder sobre sí misma y conectar con su propio deseo, punto esencial de la energía de Escorpio ( les recuerdo que Claudia es Escorpiana), pudimos profundizar aun mas, mediante los ejercicios que realizamos en Coaching, sacamos a la luz, que lo que siempre deseo como objetivo profesional era entrar en Cancillería y hacer una carrera en diplomacia. Durante 7 años intento presentarse para dar el examen, pero el miedo a que lo que ella deseaba no fuera posible, sumando a los aspectos antes descriptos, la llevaba a no poder enfrentar el examen; que con el paso de los años se convierto el monstruo de 7 cabezas que no podía enfrentar. Si bien esta posibilidad la vimos desde un principio en la devolución de su Carta Natal, debido a la cantidad de planetas que tiene en casa 7 y su luna en Libra, claramente tenía un gran potencial para lo que esa la diplomacia, relaciones públicas, organización de eventos, que son diferentes niveles de la misma energía. Pero recién en este punto, después de algunos meses de Coaching, fue algo que ella misma pudo hacer consiente y conectar con su propio deseo.  Si bien estábamos  a solo 3 meses de la fecha del examen, mas si tenemos en cuenta la complejidad y rigurosidad del tipo de examen de ingreso que toma cancillería, a pesar de estos puntos, por ciertos tránsitos que tenía en su carta natal, eran favorables para que el resultado fuera positivo. Por lo tanto Claudia,  se puso a estudiar concienzudamente. Durante este periodo trabajamos más en reforzar el enfrentar emocionalmente esta situación, ya que intelectualmente Claudia cuenta con sobradas herramienta para poder hacerlo y este punto no era un problema. Finalmente después de varias pruebas que tuvo que pasar, individuales y grupales. Lo destacable fue que en las grupales apareció  naturalmente un rol de liderazgo que cuando empezamos el proceso de Coaching, era prácticamente inexistente,  integrando parte de la energía de su Ascendente en Aries, y ella se sintió muy bien en este nuevo rol, lo que le dio más seguridad para seguir enfrentado los siguiente exámenes y la ponencia. Finalmente, Claudia obtuvo el octavo mejor promedio general y el primer mejor promedio femenino, de esta manera pudo hacer realidad su deseo, superando bloqueos con los que llego inicialmente y pudiendo incorporar otras partes de su Carta Natal que no está integradas hasta el momento. Para Claudia el puesto de recepcionista del que partimos era un nivel mas básico de su propio potencial, ese puesto le deba la posibilidad estar en contacto con una parte de sí misma donde naturalmente sus buenos modos era una manera de agradar para sentirse aceptadas, pero que la dejaba entrampada en no poder ir mas allá. Hoy esos “buenos modos” sumados a sus capacidad intelectuales y académicas, son los que en otro nivel de la energía le abren la puerta a que la “diplomática” aparezca en un nivel profesional que la proyecta de otra manera y la reafirma en lo personal. Más allá del área profesional, que es donde estoy haciendo foco en este caso, también trabajamos sobre otros aspectos fundamentales de la casa 7, que es donde tiene el Sol, que está relacionado con la relaciones de pareja. En este punto también había un bloqueo, sobre el cual también pudimos obtener una evolución notoria.  Si quieres saber de que se trata el Coaching Astrlogico como paciente lo  puedes ver haciendo Clic AQUÍ.  Si eres astrologo/a, y te interesa hacer un seminario intensivo sobre el método y tenes mas herramientas para poder desarrollarte dentro de profesión, puedes tener mas información haciendo clic AQUÍ

 

Geminis BotonJuan R 33 años, es de Géminis, con la Luna en Leo y el ascendente en Sagitario: Juan llega a la consulta inicialmente para una devolución de Carta Natal, donde establecemos la importancia de completar su carrera universitaria que estaba inconclusa. En el caso de Juan, había dos aspectos que sobre los que trabajar; por una parte, su problemática relación de pareja (Sol en casa 7) y desarrollar su parte intelectual (Géminis) a través de una carrera universitaria (Ascendente en Sagitario). Juan en general se centraba más en su relación de pareja, que por intervalos de tiempo cortaba y retomaba de la misma manera que le pasaba con  los estudios. Tanto en un aspecto como en el otro, la inconstancia y el aburrirse rápido era un tema que no podía resolver.  Por otra parte su Luna en Leo, provoca una búsqueda de extrema valoración e importancia personal. Esta será la señal que le indica la presencia del amor y la seguridad; su ausencia, por el contrario, significará desamparo. De aquí, en más, la Luna en Leo empezará a sufrir inevitables desaires: “¿cómo no se dan cuenta de que soy el rey?, ¿por qué no me tratan como corresponde?”. Por esta búsqueda de valoración, admiración y sentido de centro por parte de su pareja era por donde se iba toda la energía, una vez que la tenia perdía interés, cuando el vinculo se cortaba lo llevaba a volver a buscar esa admiración y sentido de centro, estableciendo un circulo vicioso del que no podía salir, claramente este mecanismo de defensa inconsciente una vez establecido; le generaban grandes altibajos emocionales, que no le permitía hacer contacto con su propio centro y valoración por donde  poder proyectarse en lo personal y profesional. Una vez comenzado el proceso de Coaching, pudimos hacer consiente la necesidad de buscar estos espacio de centro propio, para que no se resintiera la relación de pareja. Juan comenzó a tomar clases de Stand Up, que era una manera desde donde él pudo tener un rol de centro y donde fuera admirado por su sentido del humor. Después de unos meses ,esto hizo que la relación encontrara el equilibrio suficiente como para que tomaran la decisión de ir un paso más allá y casarse. Durante este periodo Juan deja las sesiones, si bien los puntos más importantes que habíamos planteado aun estaba sin poder abordar con mayor profundidad, siempre está en la decisión del paciente cuando dejar o continuar con el proceso que les planteo como línea de trabajo fundamental. Tiempo después ya casado y con un miembro más en la familia, Juan vuelve, en medio de una crisis de su matrimonio. Recién después de esta crisis, es que pudimos ir más profundo sobre los puntos que habían quedado pendientes.Para Juan siempre había sido una dificultad, por sus aspectos inconstantes e intermitentes, antes mencionados, decidirse por un carrera universitaria, guiado mas por la mirada de su familia al no encontrar la suficiente convicción sobre sí mismo, opta por la carrera de Contador Público, que quedo estancada en el primer año de la carrera y ya hacia un par de años que no podía avanzar. Si bien en la devolución inicial que le hice de su Carta Natal, tenía mucho mejor aspectado cualquier carrera relacionada con comunicación, el cambiar de carrera era algo que se le hacía duro en justificar ante su familia que lo había apoyado económicamente. Lo importante ahora era poder establecer una conexión mas consiente desde donde poder integrar diferentes aspectos del potencial de su Carta Natal. Por medio de los ejercicios que trabajamos en Coaching, pudimos volver a traer a la conciencia lo que Juan desde su infancia soñaba ser y que por diferentes circunstancia desconecto. Juan desde chico jugaba al futbol, ( Luna cuadratura Marte), que lo llevaba a conectar con ese rol de centro y reconocimiento, el ser de alguna manera el “capitán” del equipo y el sueño del jugador famoso era funcional a eso aspectos que describí anteriormente de búsqueda de extrema valoración e importancia personal y que canalizaba a través de su relación de pareja. Este sueño quedo truncado por una mala experiencia con un entrenador que le hizo perder confianza en sus capacidades y la falta de apoyo familiar, sumado a una lesión en la rodilla hizo que descartar la posibilidad que esto fuera alguna vez posible. La manera no perder este anhelo, era integrándolo con otras partes de su potencial, en este punto cabe recordar que Juan es de Géminis, signo que se caracteriza por su curiosidad y por la capacidad de comunicar. Por lo que le planteo no dejar de lado al deportista, más bien utilizar sus conocimientos y capacidad intelectual, que naturalmente es de su interés en el deporte y darles un canal de expresión consiente,  por medio de una carrera universitaria que le permitirá finalmente estar más en equilibrio interno. Después de averiguar en varias universidades, concurrir a charlas sobre la carrera, profundizar en referentes que lo estimularon  a tomar la decisión, Juan comienza la carrera de Periodismo Deportivo, actualmente está cursando el segundo año; reafirmando que es lo que realmente quiere hacer y donde por primera vez se ve a sí mismo con una proyección profesional que hasta el momento no había sentido. También su relación de pareja está pasando por uno de los momentos de mayor estabilidad.  Si quieres saber de que se trata el Coaching Astrlogico como paciente lo  puedes ver haciendo Clic AQUÍ.  Si eres astrologo/a, y te interesa hacer un seminario intensivo sobre el método y tenes mas herramientas para poder desarrollarte dentro de profesión, puedes tener mas información haciendo clic AQUÍ

 

Comentarios